El valor (y la debilidad) del nicho


  Nikki Usher

  Traducción de Daniel Santís, PRISA TV.

> Ir al artículo en inglés
> Volver al listado de artículos

 

La publicidad online todavía resulta efímera y, en mi opinión, la cantidad de medidores sociales que andan besuqueándola no es capaz de cambiar eso, ni siquiera en Facebook

En 2013, espero ver más gente echando un vistazo más en serio a los paywalls (muros de pago) siempre y cuando funcionen de verdad. Tenemos la evidencia de que son capaces de generar ingresos (pero ni de cerca los suficientes) en los portales más grandes, aunque no estoy segura de que se desenvuelvan igual a un nivel local. La dura realidad de los festivales de hackers (hackfests), las empresas de noticias de nuevo cuño (news startups) sin modelo de negocio, el periodismo pirata y la cultura de código abierto no traerán consigo oportunidades financieras, aunque todo ese esfuerzo pueda desembocar en una reinvención del periodismo.

La larga y lenta sangría de dinero, publicidad y recursos de los periódicos continuará, y veremos  surgir  (de forma menos obvia) patrones similares en los canales de noticias en televisión. La gente está entusiasmada con que los partidistas e hiper-involucrados espectadores que siguen las noticias por cable se conviertan en sólidas fuentes de ingresos (y en espectadores de nicho), pero es necesario recordar cómo son de pequeñas estas audiencias dentro del mercado global (los promedios de Fox News son de 2 millones de espectadores en prime time frente a los aproximadamente 20 millones que logran las cadenas generalistas).

Para mí, la cuestión sobre el partidismo está profundamente relacionada con que esa gente (de ambos bandos) sean buscadores de información, mientras que la mayoría de las personas tienden a involucrarse únicamente cuando un tema se presenta como algo muy relevante para sus vidas diarias (pensemos en los debates sobre el tiroteo de la escuela de Connecticut y sobre la ley de control de armas). Estos comportamientos de búsqueda de información son muy preocupantes, especialmente si pensamos en la disminución de noticias locales de calidad (si, por supuesto, esas noticias fueran de calidad desde un principio, una presunción que debemos cuestionar).

Para mí, David Carr siempre está en lo cierto, y en una de sus columnas sugiere un modelo del que seremos cada vez más conscientes: siempre y cuando no sea diminuto, el nicho es útil precisamente porque es un nicho. Pero la publicidad online todavía resulta efímera y, en mi opinión, la cantidad de medidores sociales que andan besuqueándola no es capaz de cambiar eso, ni siquiera en Facebook. Estaría encantada de estar equivocada en esto.

 

————————————————

· Nikki Usher es profesora auxiliar de Medios de Comunicación y Relaciones Públicas en la Universidad George Washington

· Daniel Santís es programador de canales temáticos de cine (Canal+) en PRISA TV.

 

 

 

MENU