Las escuelas de periodismo como aceleradoras de ‘startups’


  Jan Chaffer

  Traducción de José de Isasa, PRISA Corporativo.

  > Ir al artículo en inglés
  > Volver al listado de artículos

 

“Se han abierto grandes oportunidades para la conexión de silos de información en las comunidades, para amplificar buenas historias que la gente quiere conocer y para optimizar los recursos, de forma que la suma de los esfuerzos sea mayor que las contribuciones individuales”

Clay Christensen, gurú de la innovación disruptiva, reclama a las organizaciones de noticias que se enfoquen en el “trabajo pendiente” en sus comunidades. Ayuda a la gente a que lo haga y las oportunidades de ingresos llegarán (especialmente si los consumidores no se habían dado cuenta de que necesitaban que se hiciera ese trabajo).

Los ganadores en 2013 serán emprendedores e intraemprendedores cuya misión será conseguir que se hagan esos trabajos: personas creativas que encuentran un hueco y lo rellenan, definen un nicho y amplían su uso, reimaginan la información y la entregan en nuevas e inteligentes formas –formas que son cada vez más fácil de monetizar que lo que cuesta desarrollar un muro de pago.

Mientras las organizaciones de noticias tradicionales se enfocan en “hacer dinero” como su labor primordial (se enfocan en sí mismas en lugar de sus consumidores), los emprendedores de medios están ganándoles multitud de batallas. Todo esto continuará con fuerza  este año.

El emprendimiento en medios está sucediendo de dos formas: la que realizan los que están frente al consumidor y crean contenidos informativos, desde aplicaciones de periodismo-cómic y guías digitales de voto a iniciativas de vigilancia a los poderes públicos; y la que llevan a cabo los que están detrás (del consumidor) construyendo aplicaciones móviles, analizando datos y automatizando tareas. La creatividad –créeme, ayudé a juzgar los participantes en la Aceleradora de Tecnología Informativa SXSW- es sencillamente asombrosa.

Acabo de terminar de impartir clases al grupo inaugural del Máster en  Emprendimiento en Medios de American University. Nueve avispados alumnos con nueve fantásticos proyectos, cualquiera de los cuales podría haber sido un éxito para medios informativos tradicionales.

Además de ideas inteligentes para productos informativos y sistemas de distribución de noticias, veremos ideas más creativas para colaboraciones periodísticas. Se han abierto grandes oportunidades para la conexión de silos de información en las comunidades, para amplificar buenas historias que la gente quiere conocer y para optimizar los recursos, de forma que la suma de los esfuerzos sea mayor que las contribuciones individuales. Pueden ser colaboraciones locales, como el nuevo acuerdo para compartir vídeo de The Boston Globe y WBZ, u organizaciones de medios masivos colaborando con webs independientes de noticia, como está sucediendo con The Seattle Times y The Oregonian en Portland. Alguien encontrará la forma de repartir los beneficios.

Las escuelas de periodismo, como CUNY, Arizona State, American y otras, continuarán innovando con programas para ayudar, tanto a emprendedores como a intraemprendedores, a construir sus  capacidades, actitudes y redes para lograr que sus ideas de medios funcionen. Bienvenido al año en el que las escuelas de periodismo se convierten en aceleradoras de startups.

Los ganadores de este año serán aquellos que vean las oportunidades que tienen frente a sus narices y las aprovechen.

————————————————

· Jan Schaffer es directora ejecutiva del J-Lab: The Institute for Interactive Journalism en la Escuela de Comunicación de la American University. Previamente, fue editora de negocios y ganadora de un Premio Pulitzer en The Philadelphia Inquirer.

· José de Isasa es jefe de Investigación y Responsabilidad Social en Comunicación e Identidad Corporativa de PRISA. 

 

 

 

MENU