¿Dónde está mi heavy user?

Si usted tiene gato alguna vez se habrá agachado para sacarlo de debajo del sofá, de la cocina, de la lavadora, del horno, del cajón de los calcetines.

En la próxima ocasión no se levante; le recomiendo que permanezca en el suelo y mire a su alrededor. Quizá lo comprenda mucho mejor.

El 11 de marzo de 2011 empezó el desastre nuclear de Fukushima después de que un terremoto y un tsunami causaran la muerte de 15.000 personas. Una semana más tarde la ONU aprobó la intervención en Libia en plena Primavera árabe.

En esos días se incrementó el consumo informativo online a un ritmo muy similar a las descargas del plugin Adblock Plus para Firefox y Chrome, un complemento que elimina la publicidad de las páginas web.

Adblock Plus lleva 150 millones de descargas y marca una media de 14 millones de usuarios al día.

El pico de descargas en 2011 se produce entre el 22 y 23 de marzo, en pleno empacho informativo. Y podríamos decir que es posible –y sólo digo que es posible- que algunos lectores se saturaron de publicidad. De ver la misma una y otra vez, de clickear sin querer en un interstitial, de cuartear su inocencia tras una promesa de un BMW.

Instálese el plugin y pruébelo una hora. Verá cómo Internet, de repente, se vuelve un lugar bellísimo.

Después, desactívelo y vuelva a navegar. Es una experiencia única, como coger aire.

Está claro que hay una relación entre consumo informativo y descargas de AdBlock Plus. E independientemente de la relevancia de una conclusión tan hueca como que la publicidad molesta, lo interesante del proceso de trendhunting (búsqueda de tendencias) es enfocar como enfocan los miembros del público objetivo. Si no ve lo cotidiano con los ojos de su público, nunca podrá entenderlo. Si no sabe dónde está, qué hace y qué come, nunca podrá dirigirse a él. Y mucho menos sacarlo de debajo del sofá.

Pero sumemos otro indicador fundamental: Mozilla lanzó Firefox 4 aquel 22 de marzo, doblando a Internet Explorer 9 en 24 horas (que había salido una semana antes), lo que podría explicar todo.

Está claro que hay una relación entre el consumo informativo, las descargas de Adblock Plus y el estreno de Firefox. Sin embargo cuando Mozilla presentó la versión anterior, la 3.6 en enero de 2010, el plugin no tuvo un incremento fuera de lo normal, como se aprecia en la gráfica anterior. Por eso creo que se calculó el timing del lanzamiento de Mozilla con una precisión quirúrgica, aprovechándose del tirón previsible de plugins que mejoran el consumo de información, como ImTranslator, un traductor que tuvo un crecimiento muy parecido en las mismas fechas.

Para su curiosidad le cuento que el proyecto de Firefox 4 tenía como nombre en clave Tumucumaque, un Parque Nacional brasileño en el que habitan especies únicas en el mundo, como el jaguar.

Sigamos. Un heavy user (usuario intensivo) de Internet encuentra fácilmente. Y esta virtud le garantiza el centro de cualquier conversación y algo de respeto entre los adultos. Por eso el vídeo de instalación (innecesario para cualquier usuario habitual de Firefox) tiene 713.000 visualizaciones, y un rango de edad que, no me diga que no, enternece.

Imagínese a un ruso de 60 años viendo este vídeo en inglés.

Me pregunto cuántas campañas de publicidad y lanzamientos de productos que pretendían alcanzar a heavy users han fracasado hasta la fecha a causa de este plugin.

Puede que tantas como usuarios tiene este programa al día.

Vayamos al fondo. Un usuario consume información que cuesta dinero producir, así que, a cambio, se acuerda un consumo de publicidad que la costee.

Vivimos tiempos tan complejos de comprender que llegó la hora de responder a preguntas básicas: ¿Por qué alguien paga por algo? Y de reducir a la mínima expresión: ¿Por qué alguien paga? Y de ser profundos: por qué alguien.

Por qué no.

La empatía hoy gana partidos, y en Internet gana el que, además, sin poder controlarla, juega bien en el terreno de la incertidumbre. Por supuesto, con ayuda de las métricas y aplicando un enfoque adecuado, siempre consciente de que, seguro, se equivoca en parte.

Aprovecho la ocasión para compartir con ustedes una gráfica que me obsesiona:

Así es, la gente busca más amor que sexo.

Me encantará leer su opinión al respecto. Aunque permítame una de las mías: creo que tiene que ver con que Facebook imposibilita decir “no me gusta”.

Que pasen un gran día.

Alberto Fernández
Director creativo del grupo Barrabés.
Socio director de Annie Bonnie.
Twitter: @CapnFernandez

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
Ilusionismo móvil

Descubre la verdad o acepta la mentira. Te mostramos magia aplicada a la tecnología, aunque detrás de todo ello en...

Cerrar