Banda ancha para todos en Brasil

Meses antes de abandonar la Presidencia de Brasil, Lula Da Silva impulsó un ambicioso proyecto para garantizar que todos los ciudadanos del gigante suramericano tengan acceso a la banda ancha, sin distinción de su nivel de ingresos o lugar de residencia.

El Plan Nacional de Banda Ancha (PNBL, por sus siglas en portugués) ya ha empezado a dar frutos. Según aseguró hace unas semanas el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, alrededor de 150 ciudades disfrutarán del servicio antes de que concluya el año.

Los usuarios tendrán que abonar 35 reales al mes (menos de 15 euros), por una conexión de 1 megabyte.

Actores públicos y privados

Para poner en marcha el PNBL, el Gobierno del país decidió relanzar la actividad de la antigua compañía estatal Telebras, que ahora se encarga de implementar la red de comunicaciones de la administración pública federal y da soporte a la conexión de banda ancha de las universidades, escuelas, centros de investigación, hospitales y otros lugares de interés público.

Asimismo, el antiguo monopolio telefónico brasileño lleva el servicio de Internet a las zonas que no cubren las operadoras privadas que participan en el proyecto: Oi, Telefónica, Sercomtel y CTBC.

Infografía: Crecimiento de los internautas en Brasil

Objetivos concretos
Según el Ministerio de Comunicaciones de Brasil, el PNBL tiene un presupuesto que ronda los 100 millones de euros y persigue los siguientes objetivos:

  • Acelerar la entrada de la población en la sociedad de la información.
  • Promover una mayor difusión de las aplicaciones de gobierno electrónico y facilitar a la ciudadanos el uso de los servicios del Estado.
  • Contribuir a la evolución de las redes de telecomunicaciones del país, en dirección a los nuevos paradigmas de tecnología y arquitectura basados en protocolo IP.
  • Contribuir al desarrollo industrial y tecnológico del país, en particular al sector de las tecnologías de la información y comunicación (TIC).
  • Aumentar la competitividad de las empresas brasileñas, especialmente las del sector de las TIC, así como las micro, pequeñas y medianas empresas de los otros sectores económicos.
  • Contribuir al aumento del empleo en el país.
  • Contribuir al crecimiento del PIB brasileño.

Horizonte 2014

El Gobierno brasileño confía en alcanzar los 30 millones de accesos de banda ancha fija, tanto en entornos urbanos como rurales, en 2014.

Para esa misma fecha, según previsiones del Ejecutivo, el número de accesos móviles llegará a los 60 millones, mientras que el acceso fijo colectivo (escuelas, administraciones, bibliotecas y el resto de edificios públicos) será universal.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
El negocio de la música sube a la nube

Una de las últimas intervenciones de Steve Jobs fue para presentar la mayor apuesta de Apple en el campo del...

Cerrar