IBM: compartir para innovar

En 2012, IBM lideró por vigésimo año consecutivo el ranking de patentes en Estados Unidos, con un total de 6.478 referencias registradas. Según la compañía, estas novedades permitirán avances fundamentales en campos como la analítica web, la ciberseguridad, el cloud computing o el big data.

Para alcanzar ese número de patentes y seguir a la vanguardia de la innovación después de más de cien años, el Gigante Azul invierte anualmente unos 6.000 millones de dólares en I+D. Buena parte de ese montante va a parar a los 12 laboratorios que el fabricante tiene repartidos por todo el mundo y de donde han salido, hasta la fecha, cinco Premios Nobel.

Pero esa inversión no es lo único que hace la compañía para espolear la creación de nuevas y valiosas ideas dentro de sus filas. Tal y como señala Miguel Ángel Rodríguez Oller, director de comunicación interna y marca de IBM España, existe una parte “menos estructurada” del proceso de innovación y en la que se involucra prácticamente a toda la plantilla global: más de 400.000 profesionales.

Esta estrategia se respalda en el concepto del social business, es decir, la utilización de herramientas colaborativas que generan una inteligencia colectiva. Para IBM, el valor de esa suma de conocimientos está muy claro, ya que, según los datos que maneja, el social business reduce en un 66% el tiempo invertido en la creación de nuevos productos y disminuye un 45% el tiempo dedicado a la identificación de áreas de mejora, entre otras bondades.

IBM lleva más de 100 años innovando gracias a las ideas de su plantilla.

La cultura de la colaboración

Rodríguez Oller se muestra así de tajante al hablar de esta forma de trabajar: “Por la propia dinámica de nuestro negocio, nos necesitamos mucho unos a otros. Cuando un cliente pide algo, ese algo exige conocimiento de muchos empleados, incluso de países diferentes, lo cual ha hecho que desarrollemos un cultura muy basada en la colaboración y que exista un espíritu de compartir muy interiorizado”.

Para llevar a la práctica esta cultura, todos los profesionales de IBM tienen acceso a una intranet global muy colaborativa cuya primera versión es de 1996. Con el tiempo, esta plataforma ha ido evolucionando y actualmente integra Connections, una herramienta con la que se pueden establecer conversaciones en tiempo real, compartir ficheros, abrir grupos de trabajo, crear blogs… “Cualquiera puede conectar con cualquier compañero sin intermediación de estructuras jerárquicas”, remarca Rodríguez Oller. Por ejemplo, este fue el espacio elegido por la presidenta de la compañía, Ginni Rometty, para crear el blog Thinktogether, que actualiza al menos una vez al trimestre. Una de las últimas aportaciones de Rometty fue un vídeo en el que ella misma comentaba los resultados de la compañía en el primer trimestre del año, un contenido que hasta la fecha ha obtenido 123.000 visitas y 492 comentarios. Rometty procura contestar todas las cuestiones planteadas por cualquier empleado de la compañía en este blog.

La utilización de la intranet de IBM queda patente en estas cifras: 600.000 perfiles (entre los 400.000 empleados y colaboradores),  4 millones de accesos a Connections al mes, 160.000 grupos, 74.000 blogs y 1,2 millones de archivos subidos con más de 45 millones de descargas.

Pero esta cultura de la colaboración a través de la intranet se complementa con otras iniciativas, entre las que destacan las siguientes:

Jam-sessions. Al igual que en las sesiones improvisadas de jazz, de donde toman el nombre, en estos encuentros los profesionales de IBM ponen en común diversas experiencias a través de una plataforma web. Cada convocatoria se organiza en torno a un determinado tema y una vez finalizada se analizan todas las aportaciones para generar un conocimiento colectivo que aporte nuevo valor a la compañía. La primera tuvo lugar en 2003 y de ella nacieron los valores que definen actualmente a IBM. La última, celebrada el pasado mes de abril, congregó durante tres días a 300.000 empleados para acordar conjuntamente qué comportamientos deben definir esos valores definidos en 2003.

Digital IBMer Hub. Iniciativa global cuyo objetivo es facilitar que todos los profesionales de IBM sean activos digitales tanto interna como externamente. Para ello, incluye formación en seguridad, confidencialidad, privacidad e identidad digital. La compañía cuida todos estos aspectos hasta el punto de que Ginni Rometty apunta que en un futuro no muy lejano no sería extraño tener en cuenta las participaciones de los profesionales en redes sociales internas y externas a la hora de evaluar su rendimiento anual.

Ya en 2005, una iniciativa de los propios empleados creó una lista de buenas prácticas en las redes sociales. Al poco tiempo, la compañía asumió estos consejos como propios y publicó las 12 recomendaciones que debería seguir un profesional de IBM para cuidar sus diferentes identidades digitales.

TAP, Technology Adoption Program. Este programa invita a cualquier profesional de IBM a colaborar en la generación de nuevas soluciones. En la práctica, son fundamentalmente los desarrolladores los que crean pequeñas herramientas y se establecen periodos de prueba para que todos los compañeros puedan probarlas y aportar sus comentarios. Cuando una tecnología se considera madura, pasa a formar parte del catálogo de herramientas internas y algunas incuso se incorporan al catálogo que IBM ofrece a sus clientes.

Innovation Hub. Plataforma de innovación abierta en la que los empleados pueden aportar ideas que posteriormente son comentadas por sus compañeros. Aquí juega un papel fundamental un profesional encargado de monitorizar aquellas propuestas interesantes que pueden llevarse a la práctica.

DeveloperWorks. y en el que se comparten artículos, tutoriales, demos, programas informáticos y ejercicios que ayudan a construir habilidades técnicas.

Comentarios cerrados.

MENU
Leer entrada anterior
A 828 metros

Por ahora, el edificio Burj Khalifa de Dubái es la construcción más alta del mundo con sus 828 metros de...

Cerrar