Lluvia de estrellas en el firmamento de la televisión

Este primer semestre del año 2013 ha sido especialmente activo y luminoso. La televisión se está reinventado: se suceden noticias, se acuñan términos, surgen nuevos protagonistas… Señalo cinco destellos que dibujan una imagen en el horizonte, una imagen clara e ilusionante.

(1)    La industria TV despierta

En este semestre se han multiplicado los foros en los que se invitaba a la reflexión sobre el estado de la televisión en la era de Internet con títulos tan descriptivos como elocuentes: FuTVra, Reinventing TV, SmarTV… En uno de ellos, Francisco Asensi (@fasensi), responsable VOD de RTVE, sentenciaba: “YouTube, el meteorito que acabó con los dinosaurios”.

Utilizo esta frase para resumir el vuelco que se ha producido en la industria de la televisión. En 2005 nacía YouTube. Han pasado 8 años en los que Internet ha entendido mejor dónde estaba el mercado que la propia industria televisiva. Dos derivadas: la piratería campaba a sus anchas y nuevos fenómenos televisivos se incorporaban a la escena. Ahora la televisión acepta que algo ha cambiado y mueve ficha. Todas las televisiones tienen su estrategia de Internet. Se ensancha el campo, ahora la televisión somos más. Unos y otros.

(2) Una dirección, un modelo – Manifiesto Netflix

Netflix es un referente en cualquier conversación sobre televisión y entretenimiento de futuro. ¿Por qué?

Abril de 2013. Reed Hastings, máximo responsable de Netflix, publicaba dos cosas. Cada una por su lado hubiera concitado nuestro interés, juntas han sido dinamita:

Primero, sus resultados: Netflix supera en abonados a HBO en Estados Unidos. Esto significa un cambio de época, un punto de inflexión que marca un antes y un después.

Segundo, las razones que explicaban su punto de vista sobre el mercado de la televisión. Algo que pronto fue elevado a Manifiesto. Una idea básica: la lógica del VOD frente a la TV. Video on Demand frente a Video Lineal. De un programador que marca qué ver y a qué hora, al usuario que decide ver el video que quiera y cuándo quiera. La TV lineal tiene una capacidad limitada, el VOD es infinita. Tiempo limitado, espacio infinito. Como la vida misma.  Y esto modifica nuestra manera de acceder al entretenimiento. ¿He dicho acceder? Quiero decir entender el entretenimiento.

(3)    De la audiencia al usuario – Hogar Zero y Cord-Cutting

Cuando se acuñan términos para describir nuevas situaciones su existencia es incuestionable. Nominalismo puro. Y últimamente dos suenan mucho:

Zero Home u hogares sin televisor. Se comienzan a contar los hogares que no tienen tele. Comienzan a ser estadísticamente relevantes. El consumo de entretenimiento se realiza a través de Internet y sus dispositivos. Quizás lo entendemos mejor a través de la analogía con la telefonía. En tiempos de nuestros padres, cada hogar tenía un teléfono, hoy cada individuo. Existen hogares zero telefónicamente, pronto televisivamente.

 

Cord Cutting. Lo mismo que lo anterior, pero referido a una suscripción de pago, algo que en EE.UU., lugar donde se acuñan estos términos, es casi universal. Y explico este detalle porque el eco amplificado por el multiplicador de la distancia “atlántica” acaba siendo agorero de la industria de la televisión de pago. Este fenómeno no es exclusivo de la televisión de pago; es exclusivo de la televisión.

Y con este cambio de realidad, es más fácil entender el comportamiento del usuario a partir de una nueva manera de medir la televisión. Se suman reflexiones en torno a esta cuestión…

(4)    Historias bien contadas – Excelente cosecha de Series TV la de este año

Llevamos años hablando del trasvase de talento del cine a la televisión.

No sé si ya se ha acabado el proceso, supongo que nunca quedará ninguna industria creativa sin talento -por definición-, pero de lo que no existe ninguna duda es que en la agenda del entretenimiento la televisión va adelantando puestos frente al cine. Intentemos recordar el nombre de las pelis  ganadoras de Oscar en los últimos tres años y enfrentémoslo a los siguientes éxitos de este año: Juego de Tronos, House of Cards o Mad Men, por ejemplo.

A diferencia del cine, la televisión se introduce en nuestras vidas de manera reincidente, semana a semana, temporada a temporada. Convivimos con sus personajes y sus vidas dramatizadas se incorporan a las nuestras. Confundimos desde nuestro espacio más íntimo sus historias y reflexiones, similares a otras ya abordadas, otras inéditas. La televisión tiene recorrido, las series empujan más lejos los códigos narrativos y enganchan con éxito. Es fácil conectar Mad Men, el retrato televisivo de los 60 de Matthew Weimer, con la estética de Edward Hopper o Walker Evans, sus personajes con los de Scott Fitzgerald o Steinbeck. No podemos dejar de asociar el Kevin Spacey de David Fincher en House of Cards, con el de American Beauty de Sam Mendes, para decirnos más cosas. ¿Por dónde nos lleva Juego de Tronos…?

(5)    Nuevas propuestas, ganas de irrumpir con nuevos códigos

Y además, una efervescencia inusual en la industria creativa española, con ganas de decir y hacer cosas nuevas. Este primer semestre también ha visto el fogonazo de proyectos de crowdfunding como El Cosmonauta; pelis hechas con muy bajos presupuestos como Nada que Celebrar; o movimientos como LittleSecretFilms que asocian diferentes creadores. No quedará esto aquí. Es un punto de partida, sin duda alguna.

Como decía, en este primer semestre de 2013… muchas luces y un nuevo horizonte luminoso y ilusionante. Que siga la fiesta.

Pablo Romero Sullà @romerosulla

Director de Contenidos de YOMVI


Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
42 frases típicas que escuchan los emprendedores

Ser emprendedor es complicado en estos tiempos. La escasez de financiación, el descontento de los consumidores y el miedo a...

Cerrar