Pintando mi día a día

Imaginad que podéis borrar las ojeras después de una noche de fiesta, hacer un grafiti allá donde os plazca, limpiar la casa a golpe de ratón o cambiar el color de vuestro vestuario como si de un pantonese tratase. ¿Cómo sería vuestra vida?

La publicidad en muchas ocasiones es mágica y logra hacer realidad nuestras más increíbles fantasías. Hoy te presentamos un vídeo en el que el programa de edición gráfica Photoshop se instala en nuestras vidas cotidianas.

Si hubiese Photoshop en nuestro día a día los límites sólo los establecería nuestra imaginación.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
¿Reinventando el sector de la arquitectura?

“La crisis obliga a reinventar el futuro de los arquitectos” es el titular que estamos acostumbrados a ver y escuchar...

Cerrar