¿Qué hago para vender más en mi negocio?

¡Por fin nos hemos lanzado a la piscina! Sí, nuestro sueño de emprender un negocio lo hemos cumplido y estamos radiantes de alegría. Nos ha costado llegar hasta aquí, muchas horas pensando en la idea, mucho sacrificio y todos o parte de nuestros ahorros dirigidos a un proyecto con el que soñábamos hace meses o incluso años. Pero esto nos da igual porque todo trabajo y sacrificio tiene su recompensa -y eso es gratificante- y porque nos apasiona lo que hacemos.

¿Os sentís identificados con estas sensaciones? Todo parece bonito, ¿verdad? Pero ya sabemos, los que estamos metidos de lleno en una aventura emprendedora, que no es tan fácil como lo pintan.

Nos adentramos en el mundo empresarial, nos empapamos de él, pero nos quedamos con la sensación de que nunca es suficiente, siempre queremos saber más e innovar con nuevas técnicas porque tener una web ya no es suficiente, estar en la redes sociales tampoco si no llevamos una estrategia definida o utilizar el descuento como reclamo ya no tiene el impacto que tenía antes. Entonces, ¿cómo puedo generar más ventas en mi  negocio?

El tema de los descuentos es algo que me llama la atención. Hacer descuentos si el negocio te lo permite está genial, y hacerlo en el momento adecuado aún más (Navidades, Día del Padre, de la Madre, clientes VIP…). El problema que detecto es que algunos negocios se centran única y exclusivamente en los descuentos como única vía para llegar a sus clientes, como si no existieran otras técnicas. Pero la clave está en desarrollar una estrategia y definir qué acciones llevar a cabo para captar nuevos clientes y fidelizar a los que entran.

Veamos algunas técnicas de promoción que existen y valoremos cuáles podemos aplicar en nuestro negocio:

· Descuentos. Estos deben aplicarse en determinados productos y en un plazo breve de tiempo. Muchos optan por poner un contador de las horas que quedan para que acabe la promoción o especificar el escaso número de productos que quedan en el stock, ambas son una forma de acelerar el proceso de venta y crear la sensación de urgencia. No es recomendable abusar de esta práctica y hay que saber hacerlo correctamente, ya que un mal uso de ella puede provocar desconfianza por parte del cliente.

· Productos gratuitos. Se trata de regalar un producto por la compra de otro. Normalmente, las marcas utilizan esto cuando el cliente supera una cantidad de dinero considerable y aprovechan para regalar otro producto de menor valor que quieren promocionar, algo que será muy valorado por el cliente.

· Demostraciones. A todos nos gusta probar el producto antes de comprarlo, para conocerlo más y saber qué servicios tiene y cuáles son sus beneficios. Sobre todo estas demostraciones se hacen en dispositivos electrónicos como ordenadores, tablets o smartphones.

· Muestra de productos. ¿A quién no le gusta recibir una muestra gratis para saber cómo es el producto? Esta es una técnica muy usada en cosmética, donde el cliente tomará su última decisión gracias a esa muestra. Si huele ese perfume y le gusta, irá a buscarlo sin ninguna duda.

· Diferentes alternativas para pagar. Se ofrece al consumidor la oportunidad de pagar a plazos. Suelen ser productos de alto valor económico.

· Eventos. Charlas, conferencias, lo que sea para atraer al target. Se les ofrece información de valor y a cambio se genera más confianza.

· Sorteos. Estos tienen éxito si los productos que se sortean son de interés para el público.

· Programas de fidelidad. Esta práctica engancha al consumidor a volver a comprar en la tienda. Estos obtienen unos puntos por su fidelidad y cuando completan la tarjeta de puntos consiguen una recompensa.

· Lotes de producto. Consiste en poner un conjunto de productos a un precio menor que si se compraran los artículos por separado.

Y ¿de qué forma promocionamos todo esto? Porque está muy bien que todo esto se lleve a cabo, pero si no lo damos a conocer al cliente, ¿de qué nos sirve?

Podemos hacer visible la promoción o lo que queramos comunicar a nuestro cliente a través de los siguientes medios: un banner en tu página web, realizando una campaña en Google Adwords; redes sociales, esta es una de mis favoritas, ya que tiene gran alcance y son un medio gratuito o de poca inversión; email marketing, enviando una newsletter a todos los suscriptores con la promoción (es importante que nos aseguremos antes de enviarla de que tenemos los contactos de los clientes o potenciales clientes); la comunicación del vendedor al cliente, este tiene el deber de comunicarle a su cliente la promoción; y no nos podemos olvidar de lo offline (carteles, pósters) en la tienda o fuera de ella.

¿Qué opináis de estas técnicas de promoción? ¿Cuáles creéis que funcionan mejor?


Edith Gómez
Editora en Gananci.
Twitter: @edigomben

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
Noche electoral en la redacción de EL PAÍS

La noche de las elecciones fue la excusa para que por primera vez EL PAÍS realizara una cobertura televisiva en la que...

Cerrar