Sólo la red

thebigball

O “Nothing But Net”… el tiro perfecto en el basket es el que sólo toca red. No roza el aro, lo evita y emite un particular sonido. Sin red, no hay basket; tampoco fútbol. Pero sin redes, al menos en España, apenas hay NBA.

Las redes sociales, y su versión informativa, se han convertido en un medio de comunicación inmediato y plural. Internet copa todo. Y nos permite salir de épocas del pleistoceno, en las que radio y televisión –si había un poco de hueco- eran una mínima fuente de información. Y si no, había que recurrir a los periódicos y lo que conllevan: los Lakers podrían ser ya campeones de la NBA mientras que en nuestras manos estaba la crónica del anterior partido.

Si internet llega a todos los lados, las redes sociales llegan a todas las personas. La interactividad al poder para alcanzar a los que están al otro lado. Y claro, la eclosión de Twitter, una nueva arma que nos pone a todos al mismo nivel. Nada es como antes y en 140 caracteres formas y expresas opinión.

Esto se ha convertido en motor y palanca de arranque para muchas de nuestras madrugadas NBA. Cuando la noche se echa encima y hay que pelear contra los ataques de sueño, hablar con alguien, cambiar el paso, variar el ritmo, ayuda.

Por suerte o por desgracia, en España la NBA y sus horarios invitan a la soledad delante del televisor de madrugada y a la incomprensión, al despertar. Nadie ha visto el mate, la victoria, el golpe, el triple redentor. Nadie más que tú y unos cuantos, que están lejos y dispersos. No puedes chillarlo, no puedes comentarlo. Recomendación: no llegues a la oficina y le cuentes a alguien que viste a Gasol meter canastas a las seis de la mañana. No es muy sano por el qué dirán.

Pero las redes sociales se convirtieron en la red en la que caer desde el alambre. De repente, puedes hablar y que te hablen.  Y decirle al mundo que sí, que Ricky Rubio lo está reventando.

Y por las mismas, te unes a nuestras emisiones, ayudas con tus comentarios y nos haces y te haces la noche más amena, hasta que llega la hora de ir al “sobre”. @NBAplus

Cambia el fondo y también la forma. Reducir la NBA a la televisión, o cualquier disciplina, parece cosa del siglo XX. Puedes ver la tele en la mano o con una tableta en el autobús. ¿Por qué no adaptarnos a eso? ¿Por qué no unimos fondo y forma, y damos a nuestra televisión una nueva salida?

Y ahí nace nuestra idea de homenaje a los que se dejan las horas de sueño en el camino. Nuestra “The Big Ball Theory”. Un programa de televisión, para la Red, con la red que nos dan los seguidores de NBA que, en busca de voz, han hecho piña en CANAL+.
Se puede ver todos los martes en directo a las 18:30 (hora española) en canalplus.es/bigball y en diferido en http://www.canalplus.es/nba/videos/big-ball/.

Un público joven entregado e integrado que huye de los fanatismos de otros deportes y está abierto a consumir nuevos formatos y nuevos lenguajes.

“El Big Ball”, como no llamamos sin más, trata además de elevar al máximo la idea de comunidad. Un grupo selecto de usuarios, seguidores y fans de la NBA, que se ha multiplicado hasta el infinito con la Liga Fantasy de NBA+.

Un concepto nada nuevo en España, pero sí en castellano y, por supuesto, sí en NBA. Date de alta, hazte un equipo con tus jugadores favoritos y compite contra tus amigos y el resto de…
¿cuántos?  ¿70.000? Mañana habrá más.

Y esta es nuestra “Teoría del pelotazo”. Un lugar común para la pasión, el desenfado y el desengrase de otros deportes y  la forma de tomárselo. No somos ni ambiciosos ni pretenciosos. Ni inventamos ni descubrimos. Sólo tratamos de unir la pasión con el trabajo. Con la suerte de tener el mejor trabajo del mundo.

@Jose_Ajero, redactor de Deportes de CANAL+
Blog LePlusX http://blogs.canalplus.es/leplusx/

NBA+: http://www.canalplus.es/nba
@nbaplus https://twitter.com/nbaplus
Liga Fantasy NBA+: http://fantasynba.canalplus.es/

Comentarios cerrados.

MENU
Read previous post:
slow_journalism
‘Slow journalism’, un movimiento imparable

Vivimos días de grandes cambios, con ritmos rápidos y ciclos de noticias de 24 horas que requieren una actualización constante...

Close