¿Somos sinceros?

Las redes sociales no son el mundo real. Esta evidencia a veces queda eclipsada por nuestro deseo de mostrar retazos idílicos de nuestro día a día en las redes.  ¿Es verdad todo lo que subimos  a Facebook? ¿Si tenemos un mal día también lo contamos? En el vídeo de hoy muestran cómo la línea entre nuestros deseos y debilidades se desvanece al cruzar al lado virtual. ¿Quién no lo ha pensado alguna vez?

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MENU
Leer entrada anterior
Redes que crean gigantes

Crecer a un ritmo anual por encima del 50% no es una tarea imposible, ni siquiera en la difícil situación...

Cerrar